domingo, febrero 22, 2015

Saeta Yield, a vueltas con las YieldCos....

Parece que últimamente están de moda las YieldCos, y que es muy probable que en el 2015 seguiremos escuchando hablas sobre este tipo de compañías saliendo al mercado (este más ha sido Saeta Yield de ACS y ya se habla de Acciona), en busca de dinero para sanear las cuentas y los balances endeudados de las compañías propietarias de las mismas.  

En definitiva una la salida a bolsa de una YieldCo es una operación corporativa que beneficia principalmente al emisor, y al inversor individual que acude a la oferta, pues ya veremos....

Simplificando mucho, el emisor tiene desperdigadas por su balance una serie de instalaciones, plantas de energías renovables, activos con sus respectivas deudas asociadas. Al ponerlas en el mercado, metidas todas en una nueva compañía (con un nombre que suena bien) las ponen en valor, reducen la deuda de sus balances, hacen caja para nuevas inversiones o lo más probable para reducir aún más la deuda.

Al tratarse de energías renovables, con un tratamiento fiscal favorable especialmente en los primeros años, consiguen evitar la doble tributación ( a nivel de la compañía y del propietario, tipo REIT o MLP). Este último aspecto es más importante de lo que parece, y obliga a tener un calendario de nuevas inversiones y contratos ("drop-downs") que mantengan los beneficios fiscales de los flujos de caja generados, y los rendimiento estables prometidos.

Y es que ese es el aspecto más atractivo para los inversores y que los emisores más publicitan, "cash flows previsibles". Al tratarse mercados y precios regulados, activos ya operativos, no dependientes del precio de una commodity, etc. debe ser capaz de generar cash flows consistentes en el tiempo (a pesar de presentar resultados contables negativos) y repartirlos  (pay-out entre 70 y 90%) en forma de dividendos trimestrales, obteniendo por tanto una rentabilidad interesante con un riesgo reducido (asimilándolos casi a cupones).

Sin embargo, es un producto más complejo de lo que parece, y tiene sus riesgos ( me atrevo a decir que especialmente en España con el marco regulatorio que tenemos en relación a las energías renovables).

Además del riesgo de cambios regulatorios debería se también muy sensible a los cambios en los tipos de interés, quizás sea producto al que acudan fondos buscando rentabilidades por encima de la renta fija en un momento de tipos de interés bajos, pero si estos suben, del mismo modo lo abandonaran.






Sin entrar en detalles al que más ha beneficiado sin duda la salida a bolsa de Saeta Yield es al accionista de ACS. Del comportamiento futuro del precio de la acción no me atrevo a especular, algunas compañías similares norteamericanas han tenido un comportamiento espectacular, y curiosamente la que peor lo ha hecho desde su salida al mercado americano ha sido Abengoa Yield. 

Aún es pronto para decir si se  trata de una buena operación para el inversor particular o si por el contrario una vez más nos la están metiendo doblada con nombres llamativos y entramados financieros difíciles de entender ( y más cuando el folleto informativo se compone de 443 páginas de ingeniería financiera en inglés).










Un saludo


Rule No.1: Never lose money. Rule No.2: Never forget rule No.1.

Warre Buffett  .

0 comentarios: