domingo, mayo 10, 2015

El carro de los necios...




Ya he comentado en alguna ocasión que mi episodio favorito de las historia de las crisis financieras es la Tulip-manía. 

La semana pasada encontré por casualidad un cuadro de la época, en la que el autor Hendrik Gerritsz Pot parece burlarse de la estupidez de la gente que perdió su dinero en esa espectacular burbuja. El cuadro en cuestión es Flora's Wagon of Fools (1637), que se ha traducido como El carro de los necios, expuesto en el Franshalsmuseum de Haarlem. 

Encontramos en un trono Flora, la  diosa de la flores, bajo una bandera adornada con tulipanes, tres hombres con gorros de bufón van con ella, representando la gula, la avaricia y la mentira.
Otra mujer pesa los bulbos, mientras que la fortuna, representada por una mujer con sus dos caras, ve como el pájaro de la vana esperanza se va alejando, mientras a lo lejos se ve como el destino del carro es hundirse en el mar. 

El carro es seguido por un grupo de tejedores Haarlem que han abandonado su trabajo para ir detrás del carro, dejando de lado sus labores para probar suerte en la especulación de los tulipanes.

Parece que tenemos todos los elementos de una burbuja financiera en esta pintura… Especialmente que toda burbuja necesita que acudan a ese mercado gente buscando el dinero rápido, la especulación, falsas promesas, etc.

El cuadro está basado a su vez en grabado del autor Crispijn van der Passe II, con los mismos elementos, y que podemos encontrar en el Rijksmuseum de Amsterdam.





Otro grabado en el Rijksmuseum, con la misma intención satírica… Floraes Gecks-kap, 1637, Pieter Nolpe, Monogrammist IDL, 1637 



Regresando al museo de Haalem podemos encontrar otro cuadro ridiculizando a los especuladores de tulipanes, Satira de la tulipo manía, de Jan Brueghel, en este caso representándolos como monos con la vestimenta de la clase media-alta holandesa del siglo XVII, negociando, pesando, facturando, etc. bulbos de tulipán. En mono en el centro tiene un buho en hombro simbolizando la insensatez y la bajeza. A la derecha un mono orina sobre los bulbos ahora sin valor, mientras otros, son llevados llorando ante el juez. Este cuadro lo he encontrado en otras ocasiones en artículos sobre la locura de la especulación.



Así que ya sabemos, cuando volvamos a ver gente descuidando sus trabajos tradicionales para ir detrás del carro de la especulación, mejor estar atentos ya que tarde o temprano el carro naufragará.... 

Si crees que este tipo de episodios es difícil que se repita solo tenemos que pensar que un siglo más tarde se produjo otra burbuja esta vez con los jacintos. Y si cambiamos el mercado de tulipanes por, digamos el mercado inmobiliario es posible que podamos dibujar un carro de los necios versión española que se hundió en 2008 y cuyas consecuencias aún sufrimos.

Un saludo.
PD: Si tienes curiosidad por este episodio de la historia financiera quizás te resulte interesante ver este documental :


-510 "En resumen lo digo, entiéndelo mejor, el dinero es del mundo el gran agitador, hace señor al siervo y siervo hace al señor, toda cosa del siglo se hace por su amor. 
Arcipreste de Hita. Libro del buen amor.

0 comentarios: